3 industrias en las que deben centrarse las startups de tecnología

¿Estás listo para adoptar tecnologías nuevas y revolucionarias para 2021 y más allá?

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Un estudio de McKinsey mostró que solo en las primeras tres semanas de 2021, avanzamos cinco años en la adopción digital de consumidores y empresas. Cuando pensamos en el año que acabamos de pasar, es bastante fácil entender por qué esta alucinante estadística es cierta.

Depositphotos.com

El 2021 es claramente un año de recuperación para el mundo y para el espacio empresarial, tras una pandemia que ha devastado todo el planeta por tanto tiempo. Sin embargo, como es la naturaleza del hombre, hemos aprendido a adaptarnos. Algunas industrias han hecho más que adaptarse, han prosperado aprovechando las inmensas posibilidades de la tecnología para resolver sus preocupaciones más apremiantes en medio del Covid.

Te puede interesar: 

Se ha escrito mucho sobre estos resurgimientos tecnológicos, a continuación nos centramos en las oportunidades que se presentan ahora para nuevas startups y emprendedores en un mundo que cambia rápidamente, ya que estas tres industrias claramente van a figurar en esta evolución:

Cuidado de la salud

Esta fue y sigue siendo fácilmente la industria más extendida durante esta pandemia. No es de extrañar que también presente gran cantidad de evoluciones impulsadas por la tecnología en este tiempo.

Las estadísticas sobre la adopción de la telemedicina son asombrosas. En 2020, solo el 10% de los residentes de Estados Unidos había reemplazado una visita al médico por la telemedicina en los 12 meses previos. En 2020, vimos que ese dígito aumentó hasta el 60% de los residentes dispuestos a probar la telemedicina. El 48% de los médicos también confirmaron este aumento, al admitir que trataron a los pacientes virtualmente dentro de este período.

El nombre más reconocido en telesalud, Teladoc, reportó un crecimiento semanal del 50% en la suscripción a sus servicios. Antes de la pandemia, existía un gran abismo entre la aceptación de la telemedicina por parte de los pacientes y el consenso médico.

La telemedicina es y seguirá siendo una industria en crecimiento que ofrece oportunidades para que las startups tecnológicas diseñen software específico para las consultas a distancia. Imagen vía Depositphotos.com.

    Si bien los pacientes se mostraron escépticos, el American Journal of Medicine ya había declarado que el 75% de las visitas al médico eran innecesarias y podían manejarse por teléfono.

    Desde entonces, ese abismo se ha reducido a medida que se ha demostrado la eficacia de la telesalud. Esto abre instantáneamente las puertas para que más startups de software creen empresas diseñadas específicamente para las relaciones médico-paciente. Todavía hay mucho margen de mejora en este espacio con muchos médicos que recurren a Skype para las consultas.

    La posibilidad de conectar dispositivos de monitoreo de salud como Fitbit al software de telesalud, para que los médicos puedan verificar de forma remota los signos vitales de los pacientes, ha sido explorada por algunas startups, pero la sala todavía está claramente vacía, por así decirlo.

    Educación

    Al igual que con la telesalud, las personas no utilizaban el aprendizaje remoto como tal antes de la pandemia, hasta que fue todo lo que tenían. La adopción del aprendizaje virtual fue rápida e imperfecta. Rápido, debido a los confinamientos que se implementaron y al cierre de escuelas, pero imperfecto porque la industria de la tecnología educativa no estaba del todo lista, ni tampoco los estudiantes y maestros.

    Los desafíos que surgieron eran de esperarse: conocimiento tecnológico, limitación del rendimiento del software, acceso limitado para los estudiantes, etc. Con el tiempo, las escuelas se han tenido que conformar con lo que tienen, ya que empresas como Edsights, Pronto e incluso Apple y Google han luchado para responder a las preguntas más importantes.

    Edsights, por ejemplo, tardó un año entero en conseguir sus primeros 16 clientes (universidades), pero agregó 30 más en las tres semanas posteriores al brote del virus en Estados Unidos. Ellos, como otros, tuvieron que evolucionar muy rápido para resolver todos los problemas que estaban enfrentando.

    La educación online es otro campo fértil para las startups, ya que existen pocas herramientas digitales creadas espec+ificamente para este fin. Imagen: Ahmed Hindawi vía Unsplash.com.

    Una gran parte del aprendizaje online se llevó a cabo a través de Zoom que, aunque es una excelente herramienta de teleconferencia, no está hecha específicamente para la educación como la menos popular plataforma Edsights.

    Mientras se espera el lanzamiento de la app 'Zoom for Education', el mercado está abierto y pide innovación en la tecnología educativa. La razón es que las escuelas, los niveles de clase, los cursos, los estilos de enseñanza y los requerimientos son distintos, y la educación como concepto difiere sustancialmente de la teleconferencia en general.

    El espacio para la innovación es claro y esto abre la puerta para que las startups en 2021 aborden los problemas de esta diversidad y produzcan soluciones para la educación en el futuro.

    Entretenimiento

    La relación de la industria del entretenimiento con la pandemia fue mixta. Las plataformas tecnológicas de gigantes como Netflix, Amazon Prime Video y Disney+ se beneficiaron enormemente de un aumento en el uso debido a la pandemia. Se puede decir que esto fue fruto de su previsión. Sin embargo, los eventos en vivo dentro de la industria del entretenimiento siempre han prosperado gracias a la presencia física.

    La pandemia obligó a los artistas a reimaginar qué significa la actuación y presentarla a una audiencia virtual. El mundo del entretenimiento se mudó al terreno online y fue un viaje complicado. Las entradas virtuales para conciertos y presentaciones se han utilizado mucho antes de que llegara el Covid-19, pero los eventos exclusivamente virtuales demostraron ser un verdadero desafío.

    El otro cambio que se produjo en la industria fue la nivelación del campo en términos de captar la atención de los fanáticos. Con la suspensión de los eventos físicos, los grandes sellos y marcas no pudieron obtener el impulso que les daban las giras y los conciertos. Esto dio a los nuevos artistas, comediantes y marcas una ventaja para competir por la atención y, de hecho, conseguirla.

    Imagen vía Depositphotos.com.

    Un claro ejemplo Bruh Bruh, la estrella del rap en 2020, y su ascenso a la fama. Como muchos otros, su estrategia se redujo a un gran marketing que impulsó su música y video de primer nivel. El crecimiento viral de su contenido y la aceptación de su música son un testimonio de las inmensas posibilidades de la tecnología cuando se mezcla con talento.

    En ausencia de presencia física, todo se reduce a quién se vende mejor en redes sociales y quién es capaz de crear y lanzar más contenido de primer nivel.

    Es probable que en 2021 continúe la tendencia de los eventos virtuales y esto abre inmensas oportunidades para los jóvenes artistas y marcas. También abre una gran oportunidad para el desarrollo de software que pueda alojar más participantes de una manera razonable y viable.

    Estas tres industrias claramente no son las únicas que han visto surgir inmensas posibilidades. El 2021 es un año de gran reinicio, y es probable que cada vez se presenten más oportunidades para emprendedores que buscan una forma de entrada o marcas que buscan expandirse.

    Ingresa Ahora