Este fundador pensó haber descubierto una valiosa roca lunar. En realidad, el objeto no valía nada, pero aun así le dio un éxito inmenso.

Para el emprendedor Eric Lapp, fundador de The Raleigh House, una pieza barata de escoria de hierro fue la clave del éxito en el lanzamiento de su empresa.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

"Toda empresa en crecimiento tiene una cosa en común", dijo un contador público en las primeras etapas de mi carrera como startup. “Eternamente necesitan alrededor de 100,000 dólares más de lo que tienen”.

Valery Sysoev vía Unsplash.com

Me reí a sabiendas. Pero en cada startup de la que he formado parte o he asesorado como practicante de relaciones públicas, el comentario irónico ha sido cierto. En dos de mis asociaciones, incluso resultó ser el último factor decisivo, ya que mi cofundador en cada caso intentó asumir el cargo de líder, conmigo en el papel de 'eterna máquina de horas facturables' para llenar el vacío.

Afortunadamente, he aprendido a ser mejor en los años desde entonces, y he hecho un esfuerzo consciente para evitar infligir este tipo de pensamiento o descripción 'deficiente' del trabajo en los demás. Entonces, ¿cómo se supera la inevitable escasez en la etapa de crecimiento?

Cerrar la brecha de financiamiento

En los últimos años, he reevaluado la mentalidad de 'trabajar como una máquina y no esperar ganar dinero'. Vale la pena señalar que la etapa de crecimiento de tu empresa es especialmente problemática, posiblemente incluso aniquiladora de la empresa, porque a medida que aumentas las operaciones, el incremento en la infraestructura y el negocio dependen de los ingresos que facturaste 30, 60 o 90 días antes. Cuanto más rápido crezcas, mayor será la brecha, y más cerca estarás del acantilado que no podrás ver mientras aplaudes tu fenomenal crecimiento.

A continuación, se muestran algunas opciones para gestionar la brecha:

  • Factura antes o por adelantado. Solo asegúrate de haber acumulado los primeros ingresos como "fondos sagrados" para cubrir los gastos a medida que ocurren.
  • Cobra más rápido. Puede parecer elemental, pero si facturas y cobras incluso un día antes, la diferencia con el tiempo puede sorprenderte. Pero en una fase de alto crecimiento, es posible que esto aún no se acumule con la suficiente rapidez.
  • Obtén una línea de crédito operativa. Úsala con cuidado. Por lo general, estarás protegido por tus cuentas por cobrar, tu edificio y, en las primeras etapas, tal vez incluso tu casa.
  • Considera préstamos externos. Pueden ayudar a respaldar los costos de infraestructura y capacitación que pueden llegar en rachas a medida que creces.

O, por supuesto, existe el medio menos atractivo de superar la brecha:

  • Trabajar duro.
  • Posponer que te paguen. Como fundador, esto significa retrasar o eliminar la necesidad de que te paguen, o pagarte a ti mismo menos del salario a nivel de mercado. Claramente, esto solo puede funcionar durante un tiempo y de hecho sería una marca perjudicial, no un acto de heroísmo, cuando solicitas una inversión clásica o estás posicionando para ser adquirido.

 

La historia de la roca lunar

Una de las historias más interesantes que he escuchado sobre este tema proviene de Eric Lapp, fundador del centro de salud mental y adicciones de The Raleigh House en Colorado. Hoy, el centro es una de las instalaciones privadas más grandes del estado. En 2008, sin embargo, fue una startup básica que surgió de las experiencias de la vida temprana de Lapp y su dedicación a crear mejores modelos para el tratamiento de los demás.

Hace unos 10 años (y tres años en su negocio), Lapp estaba sentado en el patio trasero de un amigo cuando observó lo que parecía una estrella fugaz. "Vamos a perseguirla", dijo. Él y su amigo fueron con linternas y corrieron por los campos circundantes, llegando finalmente a una vía de tren.

Cuando Lapp miró hacia abajo, vio una roca del tamaño de un puño y de su palma. Curiosamente, se veía un poco iridiscente. "Oh, Dios mío, esto parece un meteorito", exclamó. Se llevó la piedra a casa, la buscó en Google y, efectivamente, su origen parecía claro.

"Entonces, ¿a quién podría venderle esto?", reflexionó. Con base en sus hallazgos de Internet, estimó su valor monetario en 50,000 dólares, la llamó entre risas 'la roca lunar' y la guardó en un estante.

Al año siguiente, mientras su negocio alcanzaba la mágica marca de tres años, la empresa necesitaba una inyección de efectivo para crecer. Lapp hizo un balance de sus posesiones y activos mientras decidía si debía cubrir la inversión él mismo.

Lapp pensó en la roca lunar y la agregó a su lista de activos por un valor de 50,000 dólares. Ver ese número fue un punto de inflexión: le dio a Lapp el valor necesario para hacer la inversión porque sintió que le quedaría un colchón si se perdía todo el dinero.

Afortunadamente, a la empresa le fue bien con la inversión relativamente pequeña. La compañía continuó creciendo y finalmente logró la capitalización de mercado de varios millones que la sustenta hoy.

Varios años después, un amigo científico entró en la oficina de Lapp, donde la roca lunar todavía se exhibe hasta el día de hoy. “Oye, déjame ver ese meteorito tuyo”, dijo el amigo.

"Claro", respondió Lapp, entregándole la piedra. Después de mirarlo de arriba abajo, el amigo se rió. "Bueno, estoy bastante seguro de que lo que tienes aquí es escoria de ferrocarril".

Según Google, la escoria de hierro es generalmente un producto de desecho o un componente agregado para productos como calzadas. En el mejor de los casos, una pieza antigua de vidrio de escoria podría costar entre 50 y 1,500 dólares. No estaba ni cerca del colchón de efectivo que Lapp creía que era cuando tomó la decisión fortuita de invertir.

En el caso de Lapp, la roca lunar sigue posada en el estante de su oficina para recordarse a sí mismo y a todos los demás que, a veces, el coraje existe donde lo encuentras. No hay garantías al emprender. Pero muchas veces, a medida que aumenta el miedo, los líderes más fuertes han dado un salto de fe creyendo en una “roca lunar”, y eso les ha ayudado a sobresalir.

Ingresa Ahora