11 cosas que debes saber si trabajas para un emprendedor excéntrico

Todo emprendedor exitoso rompe el molde de alguna manera y puedes usar esto a tu favor cuando trabajas para uno de ellos.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Trabajar para un emprendedor excéntrico puede ser una de las experiencias más gratificantes que puedes tener en el mundo de los negocios, especialmente si estás pensando en lanzarte por tu cuenta eventualmente. Todo emprendedor exitoso rompe el molde de alguna manera, creando algo emocionante e innovador.

Depositphotos.com

Es probable que un emprendedor te enseñe personalmente métodos eficientes, así como algunos conceptos centrales y básicos sobre ventas, marketing, negocios y gestión de proyectos. Como cualquier persona, el emprendedor tiene fortalezas y debilidades. Todos los emprendedores son diferentes, pero comparten algunas características que debes tener en cuenta cuando estés pensando en trabajar con uno.

1. Las peculiaridades personales se convierten en peculiaridades profesionales

La mayoría de los emprendedores son su propia marca. No tienen una personalidad individual y otra profesional por separado: es lo mismo. Si bien eso puede ser una fortaleza en lo que respecta a la marca, también significa que tendrás que acostumbrarte a una personalidad con algunas excentricidades serias.

Nadie tiene éxito como emprendedor sin ser único y, a veces, eso significa tener pequeñas imperfecciones o métodos singulares.

2. Todo es urgente

Cuando trabajes para un emprendedor excéntrico, aprenderás rápidamente que todo debe hacerse para ayer. No importa cuán organizados estén los emprendedores, para mantenerse al día con un mundo que cambia rápidamente y un entorno competitivo (especialmente si están en tecnología), necesitan completar proyectos con una rapidez excepcional.

Algunas cosas pueden quedarse en un segundo plano metafórico por un tiempo, pero cuando un emprendedor se enfoca en algo, es un objetivo. Como empleado, debes hacer lo mismo. Si esto es abrumador, házte un favor y comunícate con claridad.

 

 

3. A los emprendedores les encanta ser mentores

¿Quieres un trabajo en el que aprenderás cosas? El aprendizaje es uno de los beneficios más importantes de trabajar para un emprendedor. La tutoría formal también es posible cuando trabajas directamente con un emprendedor excéntrico. A medida que descubras más cosas sobre las que te gustaría aprender, dales seguimiento y solicita mentoría y tiempo estructurado. A los emprendedores les encanta enseñar y, en general, disfrutan ser generosos al dar su tiempo cuando se trata de eso.

4. Administrarás tu propio tiempo

Si bien algunos emprendedores son microgestores o paranoicos debido a experiencias negativas previas con los empleados, la mayoría espera que puedas administrar tu propio tiempo, ya sea que te contraten por horas, con un salario fijo o por proyecto. Hacer el trabajo de manera eficiente es lo más importante para la mayoría de los emprendedores, e independientemente de cómo sean con el manejo del tiempo, esperarán que tú seas un experto administrando tus tiempos.

Incluso si el emprendedor no te pregunta, es útil que controles tu tiempo y tareas. Usando una herramienta gratuita como Airtable, esto toma solo unos minutos por día.

5. Debes establecer límites

Tendrás que establecer límites con tu jefe. A veces, los emprendedores tienen pocos límites entre su vida personal y profesional. Después de todo, ¡están viviendo su pasión! Sin embargo, es necesario recordarles que no pueden aprovecharse de tu tiempo. Las reglas para fijar límites son especialmente importantes para los días festivos y el tiempo libre programado.

Decide cuáles son tus límites.

Cuando trabajas para un jefe excéntrico debes seguirle el paso y poner límites al mismo tiempo, ¡aprenderás muchísimo! Imagen vía Depositphotos.com.

6. Los emprendedores dividen las tareas y luego se ausentan por un tiempo

Eñl 'chunking' es un método que emplean muchos empresarios exitosos. Significa hacer tareas específicas en partes para mejorar la concentración. Por ejemplo, digamos que tienes cuatro publicaciones de blog para escribir. En lugar de hacerlos en medio de otras tareas que te distraen durante el día, te sientas y los revisas todos a la vez. Este método conduce a una mentalidad más concentrada para muchos.

Como empleado de un emprendedor, esto puede afectarte.

7. Los emprendedores necesitan 'finishers'

Todos los emprendedores son fantásticos para generar ideas y establecer grandes proyectos. Sin embargo, muchos no son buenos para administrar todos los detalles que implican éstos o para terminar uno de los muchos proyectos que comienzan.

Sin embargo, su falta de capacidad para concluir proyectos antes de iniciar otros nuevos es importante para ti: significa que eres valioso para un emprendedor siempre y cuando puedas completar proyectos y atar todos esos cabos sueltos.

8. Demasiado empresarial o nada en absoluto

Como emprendedor, es difícil concentrarse. Puede parecer que un jefe emprendedor está demasiado centrado en el negocio o no tiene una mentalidad empresarial en absoluto. Se ha descrito a muchos emprendedores geniales como caprichosos, saltando de un proyecto a otro.

Prepárate para lidiar con una personalidad que a veces parece errática en este sentido, y para conservar tu valor debes estar siempre listo para tomar el relevo.

 

 

9. Empiezan muchos proyectos constantemente

La mayoría de los jefes requieren que seas multitask, pero pocos lo necesitan tanto como los emprendedores. La mayoría de los emprendedores saben que son los mejores para iniciar proyectos, dejándolos en manos capaces para avanzar hacia algo mejor.

Imagínate a un empresario como el almirante de una flota. Tú, ya seas asistente o director de proyecto, eres un capitán. El empresario salta de barco en barco, a menudo construyendo nuevos barcos, esperando que tú repares, mantengas y termines la construcción de todos los demás barcos. ¿Estás listo para ese desafío?

10. Habrá tiempos de escasez y otros de abundancia

Dependiendo del tamaño de la empresa y la inversión en ella, debes esperar que cualquier startup o emprendimiento tenga tiempos de escasez y otros de abundancia. Cuando llegue el crujido, lo sentirás. Habrá menos almuerzos en la empresa, una aprobación presupuestaria más estricta y otros detalles. Durante los buenos momentos (después de una ronda de financiación, por ejemplo), verás más generosidad.

Esta variación da miedo, especialmente si antes trabajaste en un entorno más corporativo donde nunca hubo preocupaciones sobre los pagos. Tienes que confiar en que tu emprendedor te guiará con éxito en esos tiempos difíciles.

11. Los emprendedores son 'especiales' con sus marcas

Especialmente en una pequeña empresa, los emprendedores tienden a ser más prácticos con sus marcas que aquellos que trabajan en corporativos. Han dado a luz a esta marca, producto y servicio, y todavía están involucrados en su éxito. Eventualmente pueden decidir vender la compañía y pasar a otra cosa (muchos emprendedores en serie hacen esto), pero mientras todavía estén involucrados, se entrometerán en todos los aspectos de su marca.

Si administras redes sociales, puedes esperar qure el emprendedor exija aprobar cada tweet. Se trata de la marca más que de una cuestión de desconfianza, pero puede ser un detalle molesto al trabajar con un emprendedor.

Con estos factores en mente, podrás sorprender a cualquier emprendedor extravagante e incluso allanar el camino para convertirte en uno.

Ingresa Ahora