¿Qué pasos puede dar la persona promedio para ahorrar dinero?

No es imposible ahorrar, aquí algunos pasos a seguir para lograrlo.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Históricamente, los estadounidenses han sido terribles para ahorrar, pero, curiosamente, la pandemia podría haber cambiado eso: los datos muestran que ahora los ciudadanos están ahorrando un mayor porcentaje de su dinero. 

Andre Taissin vía Unsplash

Por supuesto, hay una trampa.

Los estadounidenses de altos ingresos son los que están escondiendo dinero y reduciendo su gasto. En el otro extremo del espectro, aquellos con ingresos más bajos realmente se han visto muy afectados por el COVID.

“El problema en Estados Unidos, en particular, es que hay una gran parte de la población que vivía de cheque a cheque. No pudieron ahorrar lo suficiente como para perder un pago o ahorrar 400 dólares para una emergencia”, dijo a Time Sarah Nadav, economista del comportamiento de la red de expertos del Foro Económico Mundial. "Entonces, si apenas podían pagar sus facturas antes, no tienen mucho espacio para reducir y ahorrar ahora".

Pero, ¿qué pasa con la persona promedio? Bueno, también han sido afectados negativamente por la pandemia, pero no tanto como las personas de bajos ingresos. Y también están lidiando con el hecho de que Estados Unidos es un 30% más caro que hace 20 años. Como tal, ahorrar dinero puede ser complicado. Pero, no es imposible si sigues los siguientes pasos.

Registra tus gastos

Cuando se trata de ahorrar, el primer paso que debes tomar es calcular cuánto gastas. Y eso significa seguir rastreando todos tus gastos. Me refiero a todo, desde la taza de café de la mañana hasta la hipoteca.

Por supuesto, esto puede resultar abrumador. Personalmente, solo mirar números me produce ansiedad. Sin embargo, necesitas saber a dónde va tu dinero para poder redirigirlo a donde quieres que vaya. Por ejemplo, es posible que veas que estás gastando más de 200 dólares saliendo a cenar, y reducir eso a la mitad significa que podrías estar poniendo 100 dólares al mes en tus ahorros.

Imagen: Green Chameleon vía Unsplash

Afortunadamente, comenzar no tiene por qué ser abrumador si haces lo siguiente: 

  • Consulta los extractos de tu banco y tarjeta de crédito para ver qué entra y qué sale.
  • Luego, categoriza tus gastos. La mayoría de los estados de cuenta en línea, en particular los de tarjetas de crédito, lo harán automáticamente por ti. Pero, si lo haces manualmente, debes prestar atención a las compras necesarias o gastos fijos como vivienda, servicios públicos, transporte y comestibles. Además, ten en cuenta los gastos no esenciales o los gastos discrecionales, como salir a cenar, TV, membresías / suscripciones y ropa.
  • Utiliza una aplicación de seguimiento de presupuestos o gastos. En realidad, hay varias opciones gratuitas, como Mint, Personal Captial, Unsplurge que controlan tus gastos y te ayudan a lograr los objetivos presupuestarios.
  • Explora otros rastreadores de gastos, como plantillas de presupuesto y hojas de trabajo.

Ahora que tienes esta información a mano, puedes hacer un plan de gastos y ahorros. Y, lo más importante, evita gastar de más. Crea y respeta un presupuesto.

No uses la palabra con "P"

Si bien el presupuesto es sin duda esencial, no podemos soportar la palabra en sí. De hecho, odiamos la sucia palabra con "P".

"Creo que todo el concepto de presupuestación es defectuoso", dijo Brad Klontz, psicólogo y planificador financiero certificado, a Science of Us. “Tu cerebro emocional responde a la palabra presupuesto de la misma manera que responde a la palabra dieta. La connotación es privación, sufrimiento, agonía, depresión".

Creo que comparar un presupuesto con una dieta es algo justo. Asociamos una dieta con el sacrificio. Por ejemplo, renunciar a un delicioso batido para adelgazar durante el verano. Eso podría funcionar a corto plazo, pero muchos de nosotros no queremos dejar los batidos para siempre.

En cambio, Klontz recomienda crear un plan de gastos que se centre en tus objetivos. Es una forma eficaz de reformular la idea de un presupuesto. Incluso puede entusiasmarte.

“Te emocionas mucho con las cosas en las que quieres gastar dinero. Y luego quieres reducir las cosas que no importan", dijo Klontz.

Otra sugerencia es visualizar tu yo futuro. Según un estudio de la Universidad de Nueva York, quienes hicieron esto habían ahorrando más y estaban listos para la jubilación.

Establece metas financieras específicas en tus áreas objetivo

En mi opinión, ya has hecho las partes difíciles. Ahora es el momento de establecer objetivos manejables que garanticen que tendrás éxito en el ahorro.

Idealmente, deseas limitarte a solo dos o tres objetivos para no agotarte. También deben ser específicos.

“Cuando estableces metas, cuanto más específico seas, mejor”, escribe Alicia Dion en un artículo de Due. “¡Acércate al dólar exacto! Además, se específico en el marco de tiempo de tu objetivo. ¿La fecha límite es el 31 de diciembre? ¿O es algo que quieres lograr antes? ¿Te fijarás una meta para cada trimestre?"

"¡A veces es necesario un poco más de cálculo numérico para tener una meta más clara!" agrega Dion. "No tengas miedo de volver a tus reflexiones financieras del año anterior si esto ayuda a que tus metas sean más específicas".

Y una vez que establezcas tus metas, escríbelas. Las metas que viven en tu cabeza son solo sueños.

Págate a ti mismo primero

“Muchos profesionales de las finanzas personales y planificadores de la jubilación promocionan el plan 'págate a ti mismo primero' como una forma muy eficaz de garantizar que continúes haciendo las contribuciones de ahorro elegidas mes tras mes”, explica Julia Kagan para Investopedia.

“Esta sugerencia se basa en el hecho de que eliminas la tentación de omitir una contribución y gastar los fondos en otros gastos que no sean ahorros”, agrega Kagan. "Las contribuciones de ahorro regulares pueden contribuir en gran medida a la construcción de un nido de huevos a largo plazo, y algunos profesionales financieros incluso llegan a llamar a 'págate a ti mismo primero' la regla de oro de las finanzas personales".

Imagen: Alexander Mils vía Unsplash

Uno de los ejemplos más comunes del método “págate a ti mismo primero” es que tus contribuciones de ahorro se envíen automáticamente de cada cheque de pago a tu cuenta de ahorros o inversión. A menudo se aconseja que el 20 por ciento de tu dinero debería destinarse a ahorros y jubilación.

Por supuesto, el 20 por ciento puede ser demasiado para algunos de nosotros. Si es así, elije un porcentaje que se adapte a tu presupuesto: incluso si es del 5 al 10 por ciento, es mejor que nada.

Además, también puedes automatizar tus ahorros mediante el uso de una tarjeta de crédito con devolución de efectivo. Yo soy un fanático de redondear las compras al dólar más cercano y destinar el cambio sobrante a los ahorros. Puedes hacerlo a través del programa Keep Change de Bank of America o aplicaciones como Acorns.

Gamifica tus finanzas

“La gamificación es una forma de agregar elementos similares a los de un juego (anotar, ganar, competir con otros) a algún tipo de producto o proceso que no es un juego”, explica Amanda Dixon para Bankrate. “Las empresas suelen utilizar la gamificación en sus estrategias de marketing y programas de fidelización, y han surgido decenas de aplicaciones móviles para respaldar estos esfuerzos. Varios bancos y cooperativas de crédito también han intentado utilizar juegos para aumentar el compromiso o educar a los consumidores sobre las finanzas personales".

Pero, a la hora de ahorrar, ¿es efectiva la gamificación?

Bueno, hace que ahorrar sea más divertido y atractivo. También es una forma sencilla de realizar un seguimiento de tu progreso. Y, los estudios han encontrado que aquellos que usaron la gamificación ahorraron, en promedio, un 25 por ciento más con frecuencia.

Dixon sugiere abrir una cuenta de ahorros vinculada al premio o un certificado de acciones, donde puedes ganar intereses sobre depósitos de tan solo 25 dólares y, potencialmente, ganar premios en efectivo ahorrando lo suficiente para participar en un sorteo. Las aplicaciones como Mint o SaveUp también pueden recompensar a un usuario por ahorrar dinero o eliminar deudas.

Aquí hay una elegante calculadora de anualidades para ayudarte a darte cuenta de lo rápido que crece la cuenta cuando ahorras dinero. Es realista en lo rápido que se suma, lo cual no es muy rápido, pero poco a poco se convertirá en algo grande.

Paga la deuda con el método de la bola de nieve

Seamos realistas. Es casi imposible ahorrar cuando estás enterrado bajo las deudas. Con suerte, tener un presupuesto liberará algo de dinero extra que podrías invertir en tu deuda. Pero, para tener éxito en esto, debes adoptar el enfoque correcto.

"Matemáticamente, la forma más eficaz de eliminar la deuda es seguir el método de avalancha, en el que enumeras tus deudas de mayor a menor por tasa de interés", escribe Emmie Martin para CNBC. "Paga el saldo mínimo de cada uno, luego dedica la mayor cantidad extra que puedas cada mes al que tengas la tasa de interés más alta".

Los estudios, sin embargo, han encontrado que esto es ineficaz. Un mejor enfoque es el "método de la bola de nieve", en el que abordas primero tu deuda más pequeña independientemente de la tasa de interés. Los investigadores de Harvard Business Review verificaron esto como la mejor estrategia para pagar la deuda de las tarjetas de crédito.

Imagen: Thom Holmes vía Unsplash

"Centrarse en pagar la cuenta con el saldo más pequeño tiende a tener el efecto más poderoso en la sensación de progreso de las personas y, por lo tanto, en su motivación para continuar pagando sus deudas", escribe Remi Trudel, uno de los investigadores, para HBR.

Ahorra dinero en los gastos necesarios

¿Recuerda tus gastos necesarios? Si bien es esencial, nadie realmente quiere repartir el dinero que tanto le costó ganar en gastos de primera necesidad como alquiler, seguros, etc. Si eres como yo y naciste en los años 80, es posible que vivas con el mantra de: "no quiero crecer, soy un niño del comercial de Toys 'R Us".

Afortunadamente, existen formas sencillas e incluso divertidas de reducir tus gastos mensuales. Por ejemplo, solía ayudar a mi abuela a ir al supermercado. Ella creció durante la Gran Depresión, y era ahorrativa cuando se trataba de comprar comestibles.

De ella, aprendí cómo manipular el sistema. Recientemente, me abastecí de café. Esta es una compra esencial ya que los consumo diariamente. Mi marca preferida estaba a la venta, pero también tenía un cupón digital. Terminé ahorrando seis dólares en mi café al usar mi descuento. 

Otras personas, como mi hermana, disfrutan de ganar discusiones. Como tal, es conocida por negociar mejores tarifas en todo, desde su teléfono celular hasta el cable y las facturas de las tarjetas de crédito.

Uno de mis mejores amigos es conocedor de la tecnología. A lo largo de los años, ha invertido en productos como el termostato Google Nest. Debido a que se ajusta a las necesidades específicas de su hogar, ha reducido considerablemente su factura de energía. En promedio, Nest informa que los usuarios han ahorrado entre un 10% y un 12% en calefacción y un 15% en refrigeración.

Encuentra formas de gastar menos

Además de reducir los gastos necesarios, considera formas de gastar menos dinero en general. A veces, esto implica ser frugal. Puedes probar productos genéricos, comprando usados en lugar de nuevos y utilizando tu biblioteca local. Otras sugerencias serían empacar tu almuerzo o invitar a amigos a tu casa en lugar de salir.

Personalmente, sigo la filosofía de compartir es cuidar. Un ejemplo es un intercambio de libros. Es como una biblioteca entre tú y tu círculo íntimo. Otros ejemplos serían los intercambios de ropa o las prendas heredadas de bebés. También puedes compartir cuentas o plataformas que necesiten una suscripción.

Sé que empresas como Netflix podrían desaprobar esto, pero hasta que no esté prohibido, digo que lo hagas. Tengo Hulu, en realidad viene con mi suscripción a Spotify y compartí mis contraseñas con un amigo que me dio las de su Netflix.

Crea ingresos extra

Gracias a la economía gig, esto nunca ha sido tan fácil. Al mismo tiempo, no todo el mundo tiene la disponibilidad o el deseo de hacer algo. Si eres un padre que trabaja a tiempo completo, ¿cuándo exactamente podrás conducir para Uber o Lyft?

Sin embargo, existen otras formas de obtener ingresos adicionales, que luego se pueden depositar en tu cuenta de ahorros. Puedes vender ropa vieja en Poshmark o artículos de colección en eBay. Si tienes una habitación libre, considera incluirla en Airbnb. No descartes intercambiar trabajos con amigos, familiares o vecinos: por ejemplo, cada vez que mi amigo sale de la ciudad, yo cuido a su perro. Como es electricista, me paga con el trabajo eléctrico cuando lo necesito.

Programa "fechas de pago" mensuales

Incluso si has hecho todo lo anterior, aún necesitas verificar con frecuencia tus finanzas. ¿Por qué? Porque necesitas asegurarte de que todavía estás encaminado para asegurar tu futuro financiero. Esto te permite identificar cualquier problema antes de que empeore.

Aprovecha la noche programando una "fecha de pago" mensual. Si estás en una relación, puedes hacer esto un viernes por la noche y hacerlo especial. Podrías preparar una buena cena, revisar tus finanzas y luego recompensarte jugando o viendo una película.

Ingresa Ahora