¿Piensas saltarte la universidad? No si quieres ganar más dinero

¿Estás dudando en pasar cuatro años en la universidad para obtener un título? Esta sigue siendo tu mejor apuesta para ganar más dinero.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Nota original publicada en NerdWallet

El rechazo a la universidad como un paso normal en el camino a ser adulto ha aumentado en la última década. Los detractores dicen que los programas universitarios de cuatro años le dejan a la mayoría de los estudiantes una deuda de cinco dígitos sin un camino claro para pasar del aula a la vida profesional.

Depositphotos.com

Casi la mitad (46%) de las familias encuestadas en noviembre y diciembre de 2020 por Gallup para la Carnegie Corporation de Nueva York dijeron que preferirían que sus hijos asistieran a instituciones alternativas que a las tradicionales de cuatro años, incluso si no hubiera barreras financieras.

Pero cuando se compara el valor de un título universitario con otros certificados (un diploma de preparatoria, programas de certificación y carreras técnicas), el primero todavía te da una ventaja en el mercado laboral y, en promedio, conduce a mayores ingresos de por vida.

Los títulos de licenciatura suelen ser una buena inversión

Un título universitario es una buena inversión, según la Reserva Federal de Nueva York. El rendimiento anual de un típico título de cuatro años es de alrededor del 14%, calculan, muy por encima del umbral de "buenos" rendimientos para las acciones (alrededor del 7%) y los bonos (3%).

En Estados Unidos, los graduados con una licenciatura ganarán en promedio alrededor de 78,000 dólares al año (cerca de 1.6 millones de pesos mexicanos), en comparación con un egresado de preparatoria que percibe alrededor de 45,000 dólares al año (unos 924,000 MXN), según datos de 2019 de la Reserva Federal de Nueva York.

Sin embargo, "en promedio" no significa que el rendimiento de tu educación, o la prima de ingresos universitarios, siempre será una ganancia. A qué escuela asistes, cuánta deuda asumes, qué estudias y dónde vives después de graduarte, todo ayuda a determinar tu retorno de inversión. Muchos de esos factores están influenciados por tu raza, etnia y género.

Tu capacidad para pagar la deuda afecta el valor de tu título

La deuda por préstamos estudiantiles es difícil de evitar y aún más difícil de pagar. Los costos universitarios aumentaron un 117% entre 1985-86 y 2018-19, según datos federales. Mientras tanto, los salarios no siguieron el ritmo, creciendo solo un 19% durante el mismo período, según el Banco de la Reserva Federal de St. Louis.

Sin embargo, los préstamos siguen siendo el principal vehículo para que las familias con bajo poder adquisitivo obtengan títulos universitarios. Para que tu título valga la pena, debes ganar lo suficiente para justificarlo. Eso significa asumir una deuda que no te ahogue: un pago manejable de un préstamo estudiantil es alrededor del 10% de tus ingresos discrecionales después de impuestos.

Para obtener el mejor rendimiento y poder pagar la deuda, titularte es crucial: muchos estudiantes que no cumplen con sus obligaciones tendrán deudas, pero no un título.

"Ese es el peor de los casos: estás incurriendo en algunos de esos costos, pero con muy, muy pocos beneficios", dice Jonathan Rothwell, economista principal de Gallup.

La demanda en tu carrera sí importa

Lo que estudies en la escuela afectará el tipo de trabajo que puedes conseguir, tus ingresos y tu capacidad para pagar deudas.

Los ingresos promedio son más altos para quienes tienen una licenciatura en campos como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, conocidas como carreras STEM (76,000 dólares), negocios (67,000 dólares) y salud (65,000 dólares), según un informe de 2015 del Centro Universitario de Educación y Trabajo de Georgetown.

El mismo informe encontró los ingresos promedio más bajos entre aquellos cuyos títulos de licenciatura estaban en campos como artes, humanidades y artes liberales (51,000 dólares), además de la enseñanza y desempeñar funciones como trabajo social (46,000 dólares).

Para estimar los ingresos, las tasas de graduación, las cargas de deuda de los estudiantes y otros factores en cada escuela, usa la herramienta College Scorecard del Departamento de Educación. Puede buscar y comparar ingresos y deudas por campos de estudio.

Dónde vives después de la graduación también importa

El lugar donde vives tras obtener tu título también afecta tu valor, según los resultados de un estudio de mayo de 2020 para el Instituto Thomas B. Fordham, un think tank conservador sin fines de lucro.

“En general, los títulos universitarios son una buena inversión, pero el rendimiento en términos de áreas cosmopolitas es fenomenal”, dice John Winters, profesor asociado de economía en la Universidad Estatal de Iowa, quien realizó el estudio.

En las ciudades, los licenciados ganan en promedio 95,229 dólares anuales (1.9 millones de pesos mexicanos), un 86.2% más en comparación con un trabajador con diploma de preparatoria o secundaria y un 55.7% más en contraste con una carreta técnica.

Winters dice que eso se debe principalmente a que las ciudades tienen una mayor concentración de puestos de trabajo en campos que a menudo exigen que los trabajadores tengan títulos de cuatro años, como tecnología, finanzas y marketing. Los trabajadores en estos campos ganan salarios más altos, lo que conduce a un mayor retorno de la inversión en títulos.

Sin embargo, los hallazgos de Winters también significan que es menos determinante tener un título universitario si quieres vivir en una zona metropolitana o rural más pequeña. Los profesionistas en áreas no urbanas tienen ingresos medios de 67,893 dólares (1.4 millones de MXN), lo que coloca sus salarios en un 46.4% más en comparación con quienes solo cuentan con certificado de preparatoria, y un 29.6% más que los graduados de carreras técnicas.

Obtener un título no garantiza la equidad

De alguna manera, un título universitario puede agravar las desigualdades raciales y de ingresos, así como la deuda estudiantil y la capacidad para pagarla, dice Marshall Anthony Jr., analista de políticas senior del Center for American Progress, una organización de investigación de políticas públicas.

"Un título universitario no suele funcionar igual para todos", dice Anthony.

Los deudores afroamericanos tienden a asumir mayores cantidades de deuda, alrededor de 25,000 dólares más, en promedio, que los prestatarios blancos, según datos federales.

En 2016, entre aquellos con una licenciatura o un posgrado, los trabajadores asiáticos de tiempo completo de 25 a 34 años tenían ingresos anuales promedio más altos (69,100 dólares) que sus pares blancos (54,700 dólares), y los ingresos medios para ambos grupos raciales/étnicos eran más altos que los de sus pares afroamericanos (49,400 dólares) e hispanos (49,300 dólares), según los datos disponibles más recientes del Centro Nacional de Estadísticas de Educación.

Una deuda más alta y salarios más bajos también significan que los prestatarios afroamericanos generarán más intereses con el tiempo: cuatro años después de graduarse de la universidad, los graduados negros tienen 52,726 dólares en préstamos estudiantiles, en comparación con los 28,006 dólares de los graduados blancos, según un estudio de Brookings Institution de 2016.

Ingresa Ahora