3 consejos que debes leer antes de diversificar tu negocio

Debes hacerlo con inteligencia, pues como dice el refrán, "el que mucho abarca, poco aprieta".

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hoy quiero que poner sobre la mesa una reflexión sobre una encrucijada en la que todos los negocios se encontrarán tarde o temprano: la diversificacion. Es tan importante, que en muchas ocasiones de ella depende el éxito financiero y el de continuidad de negocio, mi conclusión diversificarse es bueno y necesario, la única constante en los negocios deberá ser el cambio.

Depositphotos.com

Diversificar lo define la Real Academia Española (RAE) como “Convertir en múltiple y diverso lo que era uniforme y único”, y aunque la definición habla por sí misma, creo que le hace falta un ingrediente vital: Hacerlo con inteligencia, pues como dice el refrán: el que mucho abarca, poco aprieta.

Hay dos diferentes maneras de abordar la decisión de diversificarse: desde la óptica Financiera y para la Diversificación en el mundo de los negocios. Comencemos por la financiera: 

Hablando de dinero “poner los huevos en la misma canasta” puede ser una decisión fatídica para tu bolsillo. Por eso es que hablando de finanzas, claramente la apuesta deberá ser por diversificarte. Poner algo de dinero en corto plazo (como por ejemplo un fondo de emergencias) y otra porción en largo plazo, como pudiera ser el ahorro para el retiro o cualquier otro objetivo de ahorro a más de 10 años tiene todo el sentido y dentro de los ahorros a largo plazo pones algo en renta fija, otro tanto en renta variable y quizás otra parte en inversiones pasivas como por ejemplo en inmuebles (aquí obtendrás un mix de tasas, porque tendrás la tasa de la plusvalía y la tasa asociado a una renta).

En lo que a inversiones se refiere, el objetivo de diversificación deberá de rondar en función de dos principios básicos: disminuir el riesgo y aumentar la tasa de retorno encontrando un balance “adecuado” a tu perfil de inversionista.

Ahora bien, la diversificación en el del mundo de los negocios es distinta y bastante más compleja que la financiera y lo digo porque finalmente al diversificarte en tu negocio lo primero que debes cuidar es que no pierdas tu esencia ni tu especialidad. Debes ser muy celoso del negocio en donde ya eres claramente una persona exitosa, consolidada y diferente.

Esta reflexión sobre que hacer -y que no-, al momento de decidir diversificarte en tu negocio, nace de una conversación que tuve recientemente con un buen cliente y mejor amigo sobre lo que él quiere hacer para diversificarse; y su postura me llevo a sugerirle estos 3 consejos que ahora quiero compartir contigo.

1. Solo diversifícate en negocios COMPATIBLES con tu CORE BUSINESS (en mercadotecnia eso se llama Extended Core): Amplia tu portafolio de productos y servicios solo en cosas en las que ya sabes que eres diferente a los demás, y en lo que genuinamente ya eres un crack!

Me explico: imagínate que tú tienes un restaurante consolidado de comida mexicana y por “Diversificarte” y llegarle a otro público en el mismo lugar ofreces sushi. ¡¡¡INCOMPATIBLE!!! Siguiendo el ejemplo del restaurante puedes considerar otras alternativas de diversificación, como preempacar tu salsa estrella para su venta en otros centros de consumo, o meter servicio de eventos, o abrir sucursales pequeñas con menús reducidos parecidos a un food court.

No mezcles cosas desconocidas, con cosas en la que tu desempeño ya es claramente SUPERIOR. Y si estuvieras empeñado a abrir una linea de negocio completamente diferente a tu experiencia. No escatimes en delegar y contratar alguien que si la conozca.

Algunos casos de éxito que explican de mejor forma esta teoría de “Zapatero a tu zapato” son los de Coca-Cola y Pepsi; Coca tiene una estrategia de diversificación en Bebidas (son líderes del mercado) refrescos, agua, leche, café, yogur, etc.… Por el contrario, Pepsi aparentemente incumple esta lógica al diversificarse con alimentos como Quacker o Sabritas, pero en realidad el Core Bussiness de Pepsi es la logística de distribución. Tanto es así que prestan “share services” a marcas como Jumex, Hershey's o Sonrics. Se diversificaron en lo saben hacer; coca en bebidas y Pepsi en distribución.

2. Cuida celosamente el tiempo a invertir. Explorar nuevos negocios puede provocar que dediques tu valioso tiempo y dinero fuera de tu negocio principal. Antes de decidir emprender en algo que no conoces piensa en que el tiempo dedicado al nuevo emprendimiento se los estarás quitando al que ya  “deja utilidades”.

Esta premisa la refuerza la historia de General Electric. Empezó haciendo focos, a lo largo de los años, turbinas y motores, equipo médicos y en general de todo en manufactura industrial y de consumo; imagínate que tuvo en su portafolio hasta cadenas de televisión y una división financiera para hipotecas y crédito de consumo. Uno de los grandes éxitos multinombrado CEO Jack Welch fue justamente la venta de las divisiones no rentables o que no estaban en el top tres de su sector, se contrajeron y concentraron en su negocio principal, la manufactura.

Te quisiera sugerir una métrica. Si te va a demandar más de la tercera parte de tiempo te recomendaría que en lugar de tomar las riendas del nuevo negocio consideres simplemente invertir en uno parecido como accionista, y así le darás el sentido de estrategia de diversificación financiera Vs. una estrategia de diversificación en negocios.

3. Considera seriamente aquellas diversificaciones, que aunque sean totalmente diferentes lo que tú sabes hacer sumen “comercialmente” a tu negocio principal. Por ponerte un ejemplo, cadenas de supermercados como Whole Foods o Walmart en EU y Mercadona en España “compran” proveedores para fabricar en exclusiva sus marcas propias, esto les ayuda a tener diversidad en el anaquel y también a usar esos anaqueles para vender sus propios productos. Claramente su negocio no es la fabricación sino la venta, pero están usando sus marcas para generar más rentabilidad por metro cuadrado en sus pisos de venta, sin contar la utilidad natural de ese producto.

Otro ejemplo muy actual de como es posible diversificarse en cosas que no tienen NADA que ver con el negocio principal serían los “influencers”. Su negocio principal son los patrocinios (views, clics o menciones), pero destacados “influencers”, están evolucionando a dar conferencias, hacer libros, sacar discos, hacer merchandising (desde vender sus tazas y chamarras, pasando por su propia marca de vino o tequila) o cobrar regalías “brandear” productos afines a su campo de influencia, absolutamente nada que ver con el negocio principal. Sin embargo, aunque sean diferentes todos nutren el posicionamiento del influencer y refuerzan su esencia.

Seguramente coincidiremos en que cualquier esfuerzo de diversificación tendrá que ver con un objetivo de generar más rentabilidad, un poco mi óptica es que puedes  poner tu dinero a trabajar de otras maneras que no necesariamente signifiquen que tú trabajes más y peor aún en algo que quizás no sepas hacer igual de bien que tu competencia.

La clave en la diversificación es que el nuevo emprendimiento no absorba tu agenda, ni a tu negocio principal. ¡No pierdas de vista que el principal es el que paga los gastos!

El día solo tiene 24 horas, úsalas al máximo y no las desperdicies en un emprendemiento que no “comulga” con lo que ya haces estupendamente bien.

Graicas por leerme y compartir mis opiniones, me encantará discutirlas contigo en mi Instagram @Federico_Brunet y también puedes encontrar mi Podcast en Spotify o Apple como “Una cita con tu lana”.

Ingresa Ahora