¿Cuál es la diferencia real entre liderazgo y gestión?

Las distinciones entre dirigir y liderar personas influyen en su propósito profesional. Aquí hay cinco aspectos que los distinguen.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Habiendo dirigido una lista de artistas y figuras públicas durante más de una década, sé de primera mano lo que es delegar y asesorar en función de lo que considero que es mejor para el crecimiento, la base y la estructura general del cliente.

Depositphotos.com

Pero entrenar y asesorar a casi 5,000 músicos, productores y gerentes y más de 50 propietarios de sellos discográficos para asegurar que aprendan los fundamentos de cómo tener éxito en la industria de la música cambia el tono de mi rol por completo. El primer escenario me permite manejar situaciones a medida que surgen dirigiendo soluciones a un equipo o individuo, mientras que el segundo requiere visión y acción desarrolladas con el cliente.

Ahora, consideremos las diferencias obvias entre liderazgo y administración. Aquí hay cinco distinciones clave entre los dos y cómo puedes aprender a hacer que tu rol se incline a favor del propósito.

1. Los líderes inspiran y enseñan mientras los gerentes dan dirección

Los líderes lideran con propósito y percepción. Antes de asesorar o enseñar a sus mentorados, muchos ya tienen una meta establecida en sus mentes para inspirar a un equipo o individuo a convertir su visión en una realidad. Los líderes tienden a pensar fuera de la caja y encienden la misma pasión dentro de sus mentorados a través de la comprensión, la creatividad y la intuición.

Los gerentes se enfocan principalmente en resultados calculados que normalmente se pueden medir. Establecen metas creando situaciones y soluciones para ayudar a alcanzar o superar sus objetivos específicos.

2. Los líderes se adaptan bien al cambio, mientras que los gerentes siguen siendo criaturas de hábitos

Los líderes abrazan el cambio y se inclinan hacia el poder de la transformación. Incluso en medio de una tormenta, cuando todo parece ir mal, ven más allá de los problemas y, en lugar de tambalearse en el pesimismo, se desvían hacia posibles soluciones. Son innovadores que se centran más en nuevos métodos de avance en áreas de toma de decisiones.

Los gerentes tienden a confiar en la experiencia, el conocimiento y el conjunto de habilidades para cumplir con sus tareas asignadas, muchas veces, pero no siempre, basándose en la visión de un líder. Su objetivo es ceñirse a lo que saben y, por lo general, no se adaptan bien al cambio.

3. Los líderes buscan aprender más mientras los gerentes repiten habilidades comprobadas

Los líderes, como los emprendedores, buscan constantemente formas de agregar a su mundo de experiencia. Tienden a disfrutar de la lectura, la investigación y la conexión con personas de ideas afines; constantemente apuntan a crecer. Suelen ser de mente abierta y buscan oportunidades que los desafíen a expandir su nivel de pensamiento, lo que a su vez conduce a desarrollar más soluciones a los problemas que puedan surgir.

Los gerentes, muchas veces, confían en los conocimientos y habilidades existentes al repetir estrategias o comportamientos probados que pueden haber funcionado en el pasado para ayudar a mantener un historial constante dentro de su campo de éxito con los clientes.

4. Los líderes se relacionan constantemente mientras los gerentes construyen procedimientos, operaciones y estructura

Los líderes siempre están trabajando en red. Al hacerlo, están creando un sistema de apoyo que puede ayudar a alentar e influir en su visión. Se relacionan a menudo con su equipo para asegurarse de que están satisfechos y tienden a cumplir su promesa en exceso. Esto se hace con la intención de generar confianza y apoyo, lo que beneficia a todos a largo plazo, especialmente cuando se trata de apoyar la visión del líder.

Los gerentes se enfocan en la disposición y estructura del sistema, los procedimientos y las técnicas necesarias para establecer y lograr ciertos objetivos. Su objetivo es garantizar que todo esté en su lugar para alcanzar los resultados deseados. Si bien ellos también trabajan con su equipo o clientes individuales para garantizar que se alcancen las metas, se enfocan más en dirigir que en enseñar.

5. Los líderes crean fanáticos acérrimos mientras que los gerentes mantienen seguidores

Los líderes inspiran, enseñan, animan, motivan, vigorizan y hacen mucho más por una persona o un equipo. Crean la razón y promueven la pasión y la fuerza de voluntad para aquellos que pueden haber perdido la esperanza en sí mismos. Los líderes crean confianza y vínculos entre sus mentoreados que van más allá de la expresión o la definición. Sus mentorados se convierten en fanáticos delirantes dispuestos a ir más allá del alcance habitual de apoyar a su líder en el logro de su misión. A la larga, el apoyo abrumador de sus fanáticos ayuda a incrementar el valor y la credibilidad del líder.

Por otro lado, los gerentes dirigen, delegan, hacen cumplir y asesoran a un individuo o grupo que típicamente representa una marca u organización que busca dirección. Los seguidores hacen lo que se les dice y rara vez hacen preguntas. Su objetivo es complacer al gerente con la esperanza de que sus consejos y experiencia mantendrán intacta la base o la marca. Mientras el gerente esté cumpliendo, ellos están haciendo su trabajo. 

Ahora, como una profesional que continúa desempeñando ambos roles, no estoy aquí para alentarte a pensar que uno es mejor que el otro, pero creo que los líderes y gerentes deben ser reconocidos por los poderes únicos que poseen. En última instancia, nosotros, como líderes y gerentes, somos necesarios en todos los aspectos de la vida. La existencia de ambos parece fomentar una especie de equilibrio útil.

Pero cuando se trata de propósito, prefiero mantener la mente abierta. Acepto el cambio, me encanta inspirar y espero con ansias los avances en la vida cotidiana. Y para que pueda dar lo mejor de mí, he descubierto que, independientemente de si estoy actuando en el papel de gerente o líder, todavía hay una verdadera importancia en el acto de trabajar juntos por el mejor interés del equipo.

Cuando todos jugamos como un equipo, practicando el apoyo y la responsabilidad en todo el campo, administrar con una mentalidad de líder es vital, y estar dispuesto a cambiar de roles es la clave para una vida impulsada por un propósito y llena de liderazgo y administración impactantes.

Ingresa Ahora