Resiliencia Financiera: cómo ordenar tus finanzas

¿Cómo te sientes financieramente hoy? En el caso de los altibajos financieros hay que estar preparados para todo tipo de situaciones.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

A lo largo de la vida existen altibajos de todo tipo, en la salud, en las relaciones personales, en lo laboral, y no puede ser la excepción lo financiero, todas las áreas de nuestra vida interactúan, se potencian o menguan entre ellas, y para poder estar en equilibrio hay que poner atención a todo.

Depositphotos.com

En el caso de los altibajos financieros hay que estar preparados para todo tipo de situaciones, emergencias, despidos, gastos inesperados, oportunidades de inversión o compra y es por ello que ahora veremos algunas de las acciones que debemos llevar a cabo para tener una buena resiliencia financiera.

¿Cómo te sientes financieramente hoy?

Si estás bien y tienes ingresos excedentes, entonces es momento de pensar en expansión, creación de nuevos ingresos y ahorro. Pero, si estás ansioso, con miedo o en caos financiero, entonces es momento de poner orden, de planificación, de creatividad, de incremento de información útil y un plan financiero de emergencia. ¡Detén el pánico financiero que existe en tu mente!

La resiliencia se refiere a la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y adaptarse después de experimentar alguna situación complicada, y ya que el título del artículo es “resiliencia financiera” nos enfocaremos a cómo salir de tu caos financiero.  

Tip: Comprende tu entorno económico, la economía de tu ciudad, de tu país, de tu continente y sí, también de tu entorno familiar y círculo social, recuerda que por empatía terminamos replicando a nuestro círculo social.

Identifica y deshazte de patrones nocivos de conducta financieros

  • Patrones financieros familiares: Muchas de las concepciones y vicios financieros que arrastramos provienen de la familia, por ello es importante analizar bien qué hábitos positivos o negativos estamos replicando y abandonarlos o incrementarlos según corresponda.
  • Culpa: Por pensar financieramente distinto al resto de las personas que amas, cuando una persona cambia para bien igual genera cambios en los que lo rodean, ser distinto positivamente afectará positivamente a tu entorno, no dejarás de pertenecer al grupo, lo mejorarás.
  • Comparación: Es inevitable compararnos con otros, y hasta cierto punto saludable a la hora de checar la competencia de un negocio, o establecer modelos a seguir o tutores que admiremos al perseguir objetivos que otros ya han logrado, sin embargo, debes saber que hay tantos caminos como humanos, punto, aprende a vivir tu propia vida.
  • Expectativa errónea: Pensar de antemano que el camino será fácil, rápido, sin esfuerzo y exitoso a la primera, ya que esto rara vez pasa, y cuando se da generalmente se dilapida al no haberse forjado de manera adecuada, así que prepárate porque esto te costará.
  • El sentido de escasez:  La escasez continua de un determinado recurso reduce nuestra capacidad cognitiva, lo que nos impide ver opciones aun teniéndolas frente a nosotros y limita de antemano nuestras posibilidades, así que continuamente, al menos un par de veces al año, deberás hacer un autoanálisis para ver si no estás actuando como si te faltara un recurso que ahora si posees.

Tip: Comprende los ciclos económicos (Auge-Recesión-Depresión-Recuperación), puedes hacerlo en el artículoCrisis, recesión o estancamiento: ¿Qué está pasando y qué hacer?

Fortalece tu mentalidad financiera

  • El poder de la bancarrota: Estar en ceros financieramente no significa estar escaso, solo significa que no tienes el dinero, pero sí muchos otros recursos como tiempo, inteligencia, creatividad, círculo social, experiencia y un largo etcétera, echa mano de ellos.
  • Usa la estadística a tu favor: Por mucha puntería que tengas es un error apostar todo a un solo dardo, tira tantos como puedas y entiende que existen ideas ya ganadoras, toma una de ellas, innova sobre la misma y sácale jugo. 
  • Evalúa tu círculo social: Expándelo, rétate a convivir con personas que te superen en uno o varios terrenos, eso hará que te expandas también, rodéate de gente creativa y positiva.
  • Alinea tu estilo de vida con tu filosofía financiera: ¿Tu forma de generar ingresos está alineada a tu filosofía de vida?, si no es así siempre estarás insatisfecho con tu vida.

Crea nuevas fuentes de ingreso capitalizando tus dones y talentos

Enlista 10 actividades o hobbies que te encantaría llevar a cabo y piensa cómo podrías generar ingresos de ello, también piensa en qué habilidades debes desarrollar para llevarlas a cabo. 

  • Construye nuevos hábitos
  • Evalúa y selecciona mentores que tengan el estilo de vida que a ti te gustaría además que sus valores se alinean a los tuyos. 

Tip: Errores a la hora de crear nuevas fuentes de ingreso.

  • Creer que necesitamos mucho dinero para comenzar
  • Creer que no estamos preparados para comenzar.

Tal vez te interese: 10 hábitos de consumo inteligente que puedes incorporar en tu día a día para gastar MUCHO menos 

Ingresa Ahora