Bernie Ecclestone, el emprendedor que pasó de las bicicletas a la Fórmula 1

Hoy cumple 91 años el hombre que durante años construyó el imperio llamado Fórmula 1.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Por sus habilidades a la hora de negociar, Bernie Eccleston formará parte de la Federación Internacional de Esquí, donde el presidente de la asociación Johan Eliasch espera que ayude a adquirir mayores ingresos para este deporte. 

Depositphotos.com

¿Cuál es la historia detrás de este emprendedor que logró hacerse de una de las organizaciones más importantes del deporte y ser la máxima autoridad del automovilismo?

El perfil bajo: el truco de Eccleston

“No me interesa que crean que soy inteligente, porque me miran con más cuidado y no me favorece. Yo quiero comprarle a gente que se cree que es inteligente y venderle a los que no son tan inteligentes como se creen”. Esta es la frase que resume la forma de pensar de Eccleston a la hora de hacer negocios.

Su trayectoria inició en su adolescencia, cuando reparaba y restauraba motos. Después empezó a trabajar en Dartford, donde empezó a correr en motocicletas. Al poco tiempo incursionó en el negocio de la compra y venta de autos. En aquellos tiempos, logró tener éxito en la venta de autos en la calle Warren de Londres, donde Bernie comenzó a aprender todos los secretos de este negocio. 

Dejó las carreras de motos para comenzar a correr en auto, debutando en Silverstone en 1951, donde ganó el Campeonato Junior de Brands Hatch. Bernie continuó en las carreras y en 1957 compró el Connaught Engineering, un equipo en el que competía un hombre que él representaba, Stuart Lewis-Evans. La muerte de este piloto en 1958 afectó al empresario e hizo que se retirara de las carreras.

El retorno de Bernie se dio con la compra de una parte del equipo Lotus de F2. Después sería el representante de su amigo Jochen Rindt, quien falleció en 1970, otro duro golpe para Ecclestone. Dos años después, tras largas negociaciones, adquirió al equipo Brabham de Fórmula 1. Ron Tauranac, le vendió la escudería a Bernie por 100 libras. Así inició el ascenso a la cúspide de su carrera en el automovilismo deportivo mundial.

Imagen: Pure Engine Sound vía Facebook

Las transformaciones que se generaron cuando dirigió el equipo de Brabham dieron más poder a la Fórmula 1 en la toma de decisiones y más influencia con los organizadores de los grandes premios, lo que trajo mayores ganancias para él y todas las escuderías, además de la propiedad de los derechos de televisión.

En 1978 dirigió la Asociación de Constructores de la Fórmula Uno (FOCA), con lo que iniciaría una nueva etapa en la máxima categoría, que la llevó a concretar un cambio radical y revolucionario en el automovilismo. 

Mucho se dice sobre lo difícil que era sentarse a negociar con Eccleston, pues siempre lograba ganar sin importar con quién negociara. Aprovechó la televisación para quedarse con los derechos de los grandes premios. 

Es así como logró cimentar un enorme imperio, del que se convirtió en amo y señor y que en 2016 vendió a Liberty Media en más de 8,500 millones de dólares.

Talentos previstos desde temprana edad

Imagen: Pure Engine Sound vía Facebook

Bernard Charles (Bernie) Ecclestone nació en Saint Peter, Suffolk, Inglaterra, el 28 de octubre de 1930. Sus primeros años de vida se vieron marcados por las dificultades debidas a la escasez que trajeron consigo los tiempos de guerra.

Su imperio iniciaría como un juego de infancia, pues para entretenerse, Bernie armaba y desarmaba bicicletas, motores y máquinas viejas. Así también su talento para los negocios se veía desde sus primeros años: era experto en el trueque y el intercambio. 

Su primer trabajo fue repartiendo diarios antes de ir a la escuela. Con lo que ganaba, compraba panes y bizcochos en una panadería, mismos que revendía en el colegio. Como era de baja estatura, algunos niños mayores lo molestaban. Se hizo amigo de muchachos más grandes, quienes, a cambio de algunos panes, lo protegían a él y a su “negocio”.

Es bien conocida la enorme capacidad de Ecclestone por realizar grandes negocios y su ambición por obtener la mayor cantidad de ganancias posible. En 2011 se posicionó en el ranking Forbes como el 4to personaje más rico de Reino Unido, con una fortuna de 4,200 millones de dólares. 

Siempre sacando provecho de las adversidades

En 2010, Bernie fue asaltado por cuatro individuos que le robaron joyas, entre estas un reloj personalizado Hublot Formula 1, de diseño exclusivo, que valía varias decenas de miles de libras.

Bernie aprovechó la oportunidad, para hacer junto con el fabricante suizo, una pieza publicitaria en la que se veía su rostro golpeado con la frase: “Miren lo que algunos están dispuestos a hacer por un Hublot”.

Ingresa Ahora